Estos son algunos consejos para que su ordenador tenga una larga vida útil.

PARA PORTÁTILES

- Apagar el portátil antes de moverlo.
Muchas veces se confunde el término portátil con el término móvil. Portátil se refiere a que se puede trasladar con facilidad de un sitio a otro, siempre y cuando previamente lo apaguemos, cosa que no es necesaria para los dispositivos móviles como tablets, teléfonos móviles e incluso algunos ordenadores que no tienen partes mecánicas. Si el ordenador cuenta con un disco duro mecánico, lo habitual a día de hoy, este puede sufrir una avería si lo movemos bruscamente o golpeamos estando en funcionamiento.
El disco duro mecánico es similar al plato de un  tocadiscos antiguo, mucho más pequeño, algo menos sensible y más sofisticado, pero cuenta, al fin y al cabo, con uno o varios platos, que giran a gran velocidad, y un brazo, que se desplaza sobre su superficie. Cualquier golpe o movimiento brusco puede hacer que el brazo se desplace a una zona no prevista y dañe la superficie del disco e incluso la cabeza lectora del brazo. Cuando el equipo está apagado, este brazo se sitúa en una zona que lo protege de movimientos y golpes leves. Asegúrese, antes de moverlo, que esté totalmente apagado, que no emite ningún ruido, cosa que no siempre ocurre inmediatamente cuando damos "apagar equipo" o pulsamos el botón de apagado, aunque la pantalla se apague.
Si por cualquier motivo necesita moverlo estando en funcionamiento, sea cuidadoso y no haga movimientos bruscos. Por supuesto  llevar el ordenador encendido en un coche no es una buena idea.

- Apoyar el equipo en una superficie plana y vigilar la temperatura.
Su portátil está diseñado para ser apoyado sobre una superficie plana, como una mesa. Debe evitar colocarlo encima de las piernas, sobre un sillón, sobre la cama, etc. El equipo necesita refrigerarse, para ello cuenta con una ranuras inferiores y laterales para la circulación del aire. Si tapamos estas ranuras al apoyarlo sobre algo, tendremos muchas posibilidades de que sufra una avería, en muchos casos muy grave. El ordenador dispone además de unas pequeñas patas de goma que mantienen una distancia sobre la mesa, necesaria para su correcta refrigeración. Si estas patas se eliminan, a veces se quedan pegadas a la mesa, esta distancia no será correcta y el efecto puede ser la misma avería que en el caso anterior. Por supuesto tampoco ponga papeles u objetos debajo aunque esté sobre una mesa. 

El ordenador se calienta, normalmente el ventilador suena más de lo normal e incluso algunas partes toman cierta temperatura, en ese caso debe revisarse lo antes posible. Los portátiles son muy propensos a acumular muchas pelusas en los disipadores de calor, llegando estas a obstruir completamente la circulación de aire  necesaria para su refrigeración. Debe tener cuidado si limpia estos disipadores con aire a presión, ya que en caso de que tenga mucha suciedad, puede ocasionar que se cree una bola que bloquee el ventilador, con lo cual estaremos empeorando la situación. Siempre que use aire comprimido, asegúrese que el ventilador funciona con normalidad tras su aplicación. Si observa que el ventilador no funciona por cualquier motivo, no use el ordenador hasta subsanar este problema. Normalmente el ventilador entra en funcionamiento nada mas encenderlo y luego puede bajar de velocidad e incluso pararse durante un corto periodo de tiempo, esto es normal, pero si nunca entra en funcionamiento es porque está averiado. De nada servirá intentar limpiar los disipadores con un aspirador, no es eficaz para esto.

- Mantenga la batería puesta
Las baterías actuales de Litio, en contra de los bulos que circulan por internet, deben mantenerse siempre puestas en el equipo, aunque lo tenga conectado a la red eléctrica, le durará más. En todo caso mantenerlas quitadas del equipo para alargar su vida se podía aplicar a las antiguas baterías de niquel-cadmio, como ocurría en los móviles antiguos, que de vez en cuando había que dejarlas agotar por completo para que recuperasen la memoria de carga. Actualmente, en la mayoría de los móviles modernos provistos de baterías de Litio, estas ni siquiera se pueden quitar. Además mantener la batería puesta nos protegerá de cualquier corte de luz que haga que perdamos el trabajo que estemos realizando o, lo que es peor, que nos estropee el sistema operativo.

 - Tenga cuidado al levantarlo, cogerlo o cerrarlo.
La avería más frecuente en los portátiles es la rotura del conector del alimentador. Cuando tenemos el portátil conectado a su alimentador, la clavija de este entra en este conector, que es sumamente delicado. Levantar el ordenador por el lado contrario a el conector puede hacer que la clavija del alimentador haga palanca sobre el mismo y lo rompa, e incluso, en el peor de los casos, que rompa la placa base. Esta avería suele ser grave, ya que, como mínimo, implica desarmar completamente el equipo para extraer la placa base y cambiar el conector o resoldarlo.
Otra avería frecuente es la rotura de la pantalla al cogerlo por ella, ya que esta es muy sensible a la presión. Siempre coja el portátil por su base. También hay que tener cuidado que no haya ningún objeto sobre la superficie o el teclado al cerrar la pantalla y hacerlo con suavidad.
Si observa que la pantalla cuesta más cerrarla o abrirla que cuando el equipo era nuevo, no la fuerce. A veces las bisagras que la mantiene unida a la base se oxidan o atascan por la suciedad. Estas bisagras van sujetas por unos tornillos a unos tetones de plástico, que pueden romperse si se ejerce sobre ellos mucha presión, y la pantalla multiplica esta presión como una palanca.

 

PARA TODOS LOS ORDENADORES

- Haga copias de seguridad de sus archivos con regularidad
Aunque esto es aplicable a todo tipo de ordenadores, porque siempre pueden sufrir la rotura del disco duro, o el borrado accidental o por virus de sus archivos, en el caso de los portátiles en esto debemos ser especialmente cuidadosos. Un portátil está mucho más expuesto a estas averías, pero a ello hay que sumarle más riesgo de robo, caídas o accidentes.
Mantener un sistema de copias de seguridad totalmente fiable puede ser una tarea ardua. Una buena opción puede ser mantener estas copias en algún servidor en la nube, tipo Dropbox, iCloud, etc.
Para los que deseen mantener sus copias de seguridad por medios propios, lo ideal es realizarlas sin sobrescribir las copias anteriores, ya que en caso de que no funcione la última copia podremos echar mano de la anterior. Si lo hacemos sobre un soporte regrabable, como un pendrive o disco duro externo, corremos el riesgo de que ante el ataque de un virus la información contenida en la copia de seguridad también se pierda o que no funcione por algún motivo y no dispongamos de otra copia.
Por supuesto no es buena idea mantener los datos o fotos más valiosas solamente en un disco duro externo o un pendrive, en algún momento las perderemos definitivamente casi con toda seguridad. Sobre esto tenga presente que los CDRs y DVDRs tienen también un tiempo de vida y si intentamos leer un CDR con 15 años, probablemente no podamos, por lo que deberemos sacar copias de ellos antes del final de vigencia marcado por el fabricante. Evite que a los CDs y DVDs les dé la luz directa del sol si los deja sobre la mesa, ya que esta los puede estropear.
En definitiva, para mantener un buen sistema de copias de seguridad necesitará al menos dos copias de sus archivos, además de los originales, y asegurarnos que con el paso del tiempo estas copias siguen funcionando.

-Tenga cuidado con los virus
Los ataques cibercriminales se han multiplicado durante los últimos años. Deberá tener instalado en su equipo un buen antivirus. Pero aunque disponga de él, no estará protegido al 100%, porque algunos virus se propagan con tanta velocidad por la red que cuando los fabricantes de antivirus tienen constancia de ellos y emiten una actualización para proteger el equipo ante el ataque, ya han infectado muchos ordenadores.

Hay una serie de medidas básicas para intentar protegernos:

  • Mantenga actualizado su antivirus. Normalmente este se actualiza solo cuando está conectado a Internet. Renueveló antes de que caduque.
  • Mantenga actualizado su sistema operativo, cuando este le avise que hay actualizaciones pendientes, permita que estas se hagan. En muchos casos los antivirus no pueden defendernos si el sistema operativo no está actualizado.
  • No utilice software pirata. Modificar una aplicación o sistema operativo para saltarse la protección contra las copias ilegales, en lo que los fabricantes emplean muchos recursos, no suele salir gratis. Por ejemplo Microsoft emplea a muchos ingenieros en intentar que su software no pueda ser copiado, si Ud. instala un sistema operativo Windows modificado para que se instale sin licencia o con una licencia que no pueda ser comprobada por Microsoft, los mismos que han hecho esa modificación, nada fácil por cierto, seguramente será a cambio de incluir en el mismo procesos que se ejecutarán sin su conocimiento, tales como enviarles información de las páginas web que visita, sus contactos, etc.
  • Si descarga software por Internet, infórmese antes de la reputación del sitio desde donde va a descargarlo y la reputación del propio software. En algunos casos los instaladores de los programas ofrecen instalar otros, lea atentamente que es lo que se va a instalar y rechace la instalación de programas que no conozca o no haya solicitado.
  • No haga caso de páginas que le proponen realizar actualizaciones de ciertos programas. Normalmente los programas llevan su propio sistema de actualizaciones. Por ejemplo, si en una página web nos indican que debemos actualizar Java o FlashPlayer para poder ver un vídeo, cometeremos un error en aceptar dicha actualización. Si existe una actualización de dicho programa, será este el que le avise en la barra de tarea de Windows o si es necesario buscaremos la actualización en la web del fabricante.
  • Si observa que se le han instalado programas sin su autorización, que su navegador le redirige a páginas que ud. no ha solicitado o que el ordenador se ha vuelto de repente más lento, salvo que sea porque se están efectuando actualizaciones, es señal de que algún virus o troyano se ha colado en su equipo. Intente realizar un escaneo completo del equipo con su antivirus para ver si se corrige el problema, pero mientras no acceda a sitios con información sensible en tanto no esté seguro que el problema se ha solucionado, por ejemplo la web del banco donde tecleamos nuestro usuario y código de acceso. 
  • Tenga cuidado con el correo electrónico. Hay casos le puede llegar un emai solicitándo que confirme su usuario y contraseña de su cuenta bancaria, cosa que nunca hacen los bancos. Si su programa de email le avisa que se han bloqueado imágenes para evitar que el remitente identifique el equipo, no permita que se visualicen mientras no esté seguro de su procedencia. Normalmente si abrimos el email y pulsamos sobre el nombre del remitente (De:), se nos mostrará una ventana donde figura la verdadera dirección del remitente, aunque esto en algunos casos también puede estar manipulado, desconfíe de remitentes desconocidos. No haga caso de avisos que le indiquen que tiene que hacer alguna modificación en su sistema. Por ejemplo, hace unos años circuló un email al que se le llamó el "virus gallego", porque lo gallegos no sabían hacer virus, pero que consistía en un email que nos indicaba que comprobásemos si en nuestro disco duro teníamos un determinado fichero y de ser así que lo borrásemos inmediatamente porque era un virus muy peligroso. Este email tuvo una amplia difusión y el resultado fue que miles de usuarios eliminaron un fichero fundamental para el sistema operativo y una vez apagado el ordenador luego era imposible volver a arrancarlo.
    Últimamente circula un email, con el logotipo de Correos y Telégrafos, que nos invita a descargar un aviso o certificado. En realidad lo que descarga, si pulsamos sobra el enlace, es un virus que codifica todos nuestros archivos de documentos y fotos y los destruye. Para recuperarlos piden una cantidad de dinero, que sigue siendo un fraude, porque de nada sirve pagar. De momento no se ha encontrado una solución para recuperar esos archivos, por lo que se está convirtiendo en uno de los virus más peligrosos.
  • No se fíe de programas que prometen acelerar o limpiar su equipo, salvo que conozca su procedencia y reputación. Especialmente con programas que se ejecutan solos y que no podemos detener. También hay una variedad de falsos antivirus.
  • Muchos virus roban información sin que nos demos cuenta: algunos capturan las pulsaciones del teclado y luego la envían a sus servidores, en donde pasan a ser clasificadas y engrosar bases de datos con información sensible. Por ejemplo si se ha accedido a la web del banco, normalmente a continuación se introduce el código de usuario y luego la contraseña. Esto lo saben los piratas informáticos que crean esos virus y ante la captura de lo que se escriba en el teclado poco pueden hacer las webs por mucha seguridad que tengan. En otros casos ponen en funcionamiento la cámara web y mandan las imágenes captadas, lo que pone en peligro nuestra intimidad, esto es fácil de evitar: si Ud no usa la cámara web, tápela, si la usa, déjela tapada mientras sospeche que pueda tener algún virus. 
  • Si su ordenador queda bloqueado por un programa que le indica que ha cometido un delito y a cambio le piden una cantidad para desbloquearlo, no se le ocurra enviar el dinero solicitado, de nada servirá. La Policía recibe muchas llamadas de usuarios pidiéndoles que desbloqueen su ordenador porque ya han pagado, debido a un virus en el que aparece un aviso con los emblemas de la policía y lo que está capturando la cámara web, pidiéndo 100€ para desbloquearlo, cosa que además no sirve de nada. De este virus existen variedades de la Guardia Civil y hasta de la SGAE.